sección: arquitectura

CHIM, CHIMENEA / Chimeneas en arquitectura y arte, por Rogelio Ruiz Fernández

Toda nuestra geografía esta pinchada por chimeneas, especialmente las áreas industriales. Todo el mundo industrializado vive punzonado por las agujas de ladrillo, sobre todo en las zonas de producción cerámica como el Mediterráneo. Pero las chimeneas, como el último mohicano, resisten muchas veces tras la desaparición del enclave fabril.

La nueva religión

“No, aquel humo no era de incienso, subía a lo alto, pero no iba al cielo; aquellos silbidos de las máquinas le parecían burlescos, silbidos de sátira, silbidos de látigo. Hasta aquellas chimeneas delgadas, largas, como monumentos de una idolatría, parecían parodias de las agujas de las iglesias…”

La Regenta, Leopoldo Alas “Clarín”

Hemos comenzado por un párrafo del primer capítulo de La Regenta (1885), cuando el Magistral sube a la torre de la catedral de Vetusta (Oviedo) y desde allí observa como una nueva religión aparece en las afueras de la ciudad, y como las compara ya con las iglesias. Las fábricas de la Vega que contempla, o su último reducto, la fábrica de Armas de Oviedo, está esperando una función tras haber sido cerrada y de estas chimeneas de la foto de principios del XX que Clarín veía el último cuarto del siglo anterior, apenas quedan un par de ejemplos pequeños.

Pero esto no suele ser así, las chimeneas, como el último mohicano, resisten muchas veces tras la desaparición del enclave fabril. Son las supervivientes como esos corazones de ladrillo que quedan en las llanuras americanas tras el incendio de una balloon frame house que citaba Reyner Banham como inspiración admitida por Johnson en su Casa de Cristal de new Canaan (NOTA 1). La chimenea se convierte en una metonimia de la fábrica, la parte que conserva el significado del todo, como las astas de un venado para un cazador que desprecia el resto de la pieza. Y como símbolo, acaba representando a los trabajadores que la adoptan como su imagen visual (NOTA 2) ya que la sirena será la auditiva.

Por la piel del toro

Toda nuestra geografía esta pinchada por ellas, especialmente las áreas industriales. Hay zonas como Linares, mineras, donde vemos las ruinas fabriles inmersas en olivos, la naturaleza recuperando su terreno (ALBA DORADO), y nos generan un paisaje de capas históricas que se entremezclan (NOTA3). También en Peñarroya-Pueblonuevo en Córdoba el conjunto es tan sideral que concita la foto turística y la sorpresa del casual.

Y, cómo no, las de la Cartuja de Sevilla. Almansa, donde solo estuve una vez, pasando en autobús, y queda en mi memoria una hermosa chimenea. Otros ejemplos son salomónicas y se retuercen en una hélice sin fin (Chimenea de la fábrica Layana, Valencia 1903, LOPEZ PATIÑO) lo que no sabemos si se hace por estética o por la importante mejora al esfuerzo de viento. Que curiosa la forma de las de yeso en Alicante (Novelda, Elche, CAMPANO AZORIN). Hay otras tantas en Murcia (HERNANDEZ LARA).

Quiero citar también, al otro extremo, os fornos da Pontenova en Lugo , hornos de calcinación, que son hasta tal punto imagen y orgullo del pueblo que una vez al año hacen una fiesta pirotécnica y ven de nuevo echando humo los grandes (cuatro metros diámetro) “botafumeiros”. En Avilés se alinean en la siderurgia formando frentes hipóstilos que crean planos. O en León, “León de las chimeneas” como rezaba un artículo, dónde innumerables de estos elementos permanecen en la ciudad como la azucarera de Santa Elvira (BENITO DEL POZO). Otras azucareras también en Asturias: Villalegre, ya casi no queda nada, Pravia… Azucarera también en Vitoria, en Zaragoza, o la de San Isidro en Granada, que es la del arquitecto “okupa” Juan Domingo Santos.

Y Barcelona, con Poblenou, la Manchester Catalana, en los grabados antiguos punteada de infinitos vástagos humeantes (GARATE NAVARRETE) la veremos después en los muchos proyectos que integran los pecios de aquellas naves. Y en Euskadi vamos de la mano del amigo Iñaki Uriarte, del poeta Uriarte: “Chimeneas y fábricas serán inseparables en estos parajes y destacarán punteando en el horizonte”. La chimenea es el elemento simbólico más representativo de un hecho industrial. De gran potencia visual, desafiando la verticalidad, “obeliscos humeantes”, como los definió el arquitecto Karl Friederich Schinkel (1781-1841). Antorchas laicas y proletarias. Por ellas aparece el humo (URIARTE).

Por todo el mundo

Como decimos, toda Europa, todo el mundo industrializado vive punzonado por las agujas de ladrillo. Especialmente en las zonas de producción cerámica como el Mediterráneo. U otras zonas como las ciudades hanseáticas del norte, donde el virtuosismo en las fábricas y en las fábricas es más que notable en ciudades como Hamburgo o Szczecin (NOTA 4). ¡Qué limpia en la factoría de Aalto! Cómo preside.

En Inglaterra, por dos razones: como patria de la revolución industrial y por una tradición de chimeneas Tudor que exceden con mucho sus necesidades funcionales para convertirse en el mejor remate de mucha arquitectura y tienen una gran importancia sentimental y artística para ellos (NOTA 5). Las chimeneas de las grandes centrales térmicas de Londres también: Greenwich, Battersea, o la ahora mundialmente famosa Modern Tate (estas dos últimas diseñadas por el arquitecto Sir Giles Gilbert Scott (NOTA 6), hicieron de estos elementos blanco de artistas (¡y hasta portada de un disco de Pink Floyd!).

Sin embargo, estos emblemas que ahora se cuidan como vestigios del pasado en todos los sitios (como vimos por ejemplo en el parque de Fundidora en Monterrey el año pasado), en otras partes del mundo son presente como en las fotos en color de Heilongjiang en China, país que quema el 40 % del carbón mundial para producir energía eléctrica para su arrolladora economía (EL PAIS). Allí no son patrimonio sino actualidad. Aunque aquí al lado, en Hamburgo, que, como hanseática también, nos muestra en sus almacenes antiguos preciosas fábricas de ladrillo, en el puerto, en las refinerías, tiene un barullo de chimeneas como las chinas.

Pliego 1 del artículo sobre chimeneas en arquitectura y arte

La fábrica fagocitada

La ciudad industrial se nos antoja como un volcán que fuese constantemente vertiendo un magma edilicio desde el centro y que va expulsando actividades fabriles que pasan a ocupar un nuevo anillo periférico. La fábrica que estaba en los terrenos más baratos exteriores cuando se hizo, al ser antigua ahora, va perdiendo competitividad y la ciudad, al ir creciendo, y querer ir ocupando siempre el centro va destruyendo el patrimonio industrial que queda englobado por el “tsunami” del progreso.

Las luchas para conservar el legado industrial son casi siempre infructuosas ya que, cuando la fábrica se cierra, la empresa suele estar ahogada de deudas que pretende saldar con el beneficio inmobiliario. En este marco, en este escenario económico como se dice ahora, la chimenea, que ocupa pocos metros en planta y que tiene una simbología fuerte como vemos, permite, no nos engañemos, que creamos que así conservamos patrimonio industrial, lavar nuestra conciencia, y es por esto, no por otras razones especiales, por lo que se conservan y pasan a formar parte de muchos proyectos que se ven enriquecidos y que fagocitan su poder vertical.

Hay varias opciones en realidad, cuando todo desaparece excepto la chimenea o cuando la fábrica pasa a formar parte de la sociedad con otro uso y se puede conservar y convertir en algo público con nueva función.

Cuando se realiza un cambio de uso y se rehabilita integralmente el edificio, la chimenea permanece formando parte de una situación conjunta, pero ya no echa humo… Algunos ejemplos: “El Águila” en Madrid que pasa a ser un centro documental pero se conserva y restaura con maestría para dicha función (MANSILLA TUÑON 1994-2003). Ejemplar es el proyecto de la Curtidora en Avilés transformando la antigua fábrica en un nido de nuevas empresas cuya bandera es la chimenea (NANCLARES, RUIZ, MENENDEZ, MORIYON). Can Framis en Barcelona se convierte en un centro de arte moderno y mantiene, en este caso con intervención más intensa, restos de la fábrica anterior (JORDI BADIA). En el museo del Agua de Lanjarón (DOMINGO SANTOS), el arquitecto que citamos antes, busca sacar el mayor partido emocional a los restos existentes, entre ellos una chimenea, que nos cose a su historia. En la fábrica de Conservas Ortiz en Candás (RUIZ, GLEZ ASTORGA), la chimenea permanece en el espacio extremo en que se encontraba rodeada por medianeras que le quitan protagonismo, su función prevista como museo de la pesca aun es incierta pero no lo es la conservación del patrimonio.

Otras veces más importante que el proyecto es el uso que se hace del patrimonio y acaba siendo ocupado por colectivos que le dan impulso a la factoría y la convierten en un foco de atracción social. En estos la vinculación social es mayor y también el desorden, pero se establece un lazo más profundo con la población porque se sienten parte del sitio y no meros espectadores o usuarios de la dictadura del arquitecto. (La Rot Fabrik en Zurich o Palo Alto en Barcelona (MARISCAL) y de este modo, la chimenea también acaba siendo su bandera.

Otras veces vemos la mano sensible del arquitecto que restaura la música desde la nota que le da el resto vertical, así la mano veneciana por ejemplo que envuelve el solar de Juhnghans (CINO ZUCCHI) o como los edificios con el ladrillo se convierte en fábricas de nuevo en Can Jaumendreu en Barcelona (PEP LLINAS).

Lejos nos queda ya el Walden 7 pero aquella chimenea daba más entidad, más credibilidad a aquella casi ciudad, nave de voluntad futura (RICARDO BOFILL). También en Barcelona, ya dijimos que había muchas, en el Parc de les tres Xemeneies que recibe el nombre por tres de nuestras amigas, aparecen los edificios de FECSA que gracias a la osatura ligera y al cristal que refleja el entorno, dejan como protagonistas a los elementos patrimoniales (RIERA, GUTIERREZ, SOTORRES, BATLLÉ) (NOTA 7).

Otras veces nuestro estandarte es lo único que queda de la actividad industrial y el proyecto que la alberga, parece que tiene en ella “el grano en el culo” que nos encontramos en el solar y debemos mantener “porque nos obligan”. Arrinconada en la premiada intervención de la Pompeu Fabra o en Ingenieros industriales en Madrid.

Pliego 2 del artículo sobre chimeneas en arquitectura y arte

La chimenea y el arte

Mientras Leopoldo Alas escribía su Regenta, George Seurat terminaba su lienzo puntillista Los bañistas en Asnières (1983-84) y para rematar esta tarde tranquila pone de final perspectivo las chimeneas de las fábricas. Más tarde en el 1988 Van Gogh queda también prendado de aquel paisaje de chimeneas y lo hace protagonista de su lienzo. Caillebotte en Argenteuil las plasma también, reflejadas en el río…

Muchos pintores en todas partes, representan el humo y la chimenea como aditamento sine qua non de la industria verdadera, cuadros costumbristas, realistas… que la utilizan, como hacemos los arquitectos, como vertical que fija y que utilizan el humo como desvarío de la forma. Los artistas son los que más ven, y pronto supieron que este elemento puramente funcional, del que salen las nubes, tenía un poder simbólico muy fuerte, y es frecuente que al representar a la clase obrera los pinceles se armasen de cilindros verticales humeantes.

Era una sensación maravillosa de niño, ponerte al pie de la gran chimenea y mirar arriba, así cuando las nubes pasaban, no sabías si se movía el suelo o el cielo (NOTA 8), hay un momento que el vástago coge vida y parece, él sólo, sin el decorado que nos rodea, que adquiere un carácter metafísico. Muchos cuadros de de Chirico, representan chimeneas: sencillas, dobles, apagadas, con humo… un fetiche para el italiano, como lo es él para Rossi, que en su cementerio de Modena, repite el motivo en el cono que remata y que dibuja, también como un sueño, que no se si debía ser construido… Todas las chimeneas, no sólo las que llevan escaleras, son como la de Jacob y sirven para subir al sueño.

Pero el trasvase es en las dos direcciones como vemos, hay artistas que crean “nuevas chimeneas” La tour sans fin de Brancusi, es como una chimenea que nunca acaba. Y qué decir de Miquel Navarro, que en sus Ciutats tiene siempre presente el paisaje de chimeneas que conoce de su tierra mediterránea, de su Mislata: “En 1972 me libero totalmente, o casi totalmente, en la escultura. Hice una especie de chimenea-volcán en la que empleé un material resistente al calor, arena, y, en el interior un pequeño mecanismo termoresistente para quemar incienso y producir humo en la misma galería donde se exponía. En 1973-74 hacía mi primera ciudad” Les ironies. (MIQUEL NAVARRO) 1990 (NOTA 9).

O fotógrafos que ven en ellas lanzas clavadas que enmarcan lo fabril. Un buen número de ellas aparecen en el inventario de Bern y Hilla Becher que me resisto a ver como una investigación y leo mas como una obra de arte (PIÑAR, GIRALT, PALACIOS).

La fotografía se regocija en estos ejes, pero creemos que es el cine, el que recoge con mayor sentido ese elemento, que cuando esta encendido, da movimiento a la toma fija. (El Gabinete del doctor Caligari, Tiempos modernos, Noches Andaluzas, Mary Poppins…). Los videojuegos incluso usan también el humo sobre las chimeneas para mostrar en tomas fijas que el tiempo pasa y que la pantalla pretende ser vida. Vida enlatada, vida en casa alejada de los grandes paisajes que como en aquella obra del desierto de Arizona de Walter de María, se pinchan con chimeneas que retan a los cielos con sus pararrayos que, muchas veces, acaban siendo los sicarios de la tormenta para su destrucción.

Pliego 3 del artículo sobre chimeneas en arquitectura y arte

NOTAS:

  1. “The admitted persistence in Johnson’s mind of the visual image of a burned-out New England township, the insubstantial shells of the houses consumed by fire, leaving the brick floor slabs and standing chimneys. The New Canaan glass house consist essentially of just these two elements, a heated brick floor slab, and a standing unit which is a chimney/fireplace on one side and a bathroom on the other.” BANHAM REYNER, “Housing and Dwelling perspectives on Modern Domestic Architecture” Ed Barbara Miller Lane, Ed Routledge New York 2007
  2. Las manifestaciones de los años 70 por el desmantelamiento de la siderurgia en Mieres (que fue laminada a tabula rasa) supusieron muchas movilizaciones y Lito un local grande como un armario, se subió como protesta a una de las chimeneas de la Fabrica de Mieres. Estuvo casi un día entero con su noche de invierno colgado y lo bajaron el grupo de montaña de la guardia civil, no pudo antes un helicóptero que lo intentó. La chimenea era el símbolo de mucho que se quería y se borró. Todos tendréis alguna historia de estas en vuestras chimeneas.
  3. No es hasta el año pasado que se protegen estas ruinas de la Tortilla de Jaén.
  4. Participamos en un concurso en Polonia, en la ciudad de Szczecin para la reordenación del área del Oder que estaba poblada de fábricas abandonadas y de un buen número de chimeneas que nosotros insistimos en conservar como imagen tradicional de la ciudad histórica y que entre asombro y agradecimiento nos concedieron el primer premio. La razón que se esconde detrás, es que el exceso de elementos de este tipo hizo alguna vez que se menospreciaran. (Rogelio Ruiz, Macario Gonzalez Astorga, Carlos Casero) Primer Premio y Grand Prix Szczecin 1994).
  5. Vemos que una chimenea que no echa humo es como una flauta que no reparte música. Por ello quiero citar un ejemplo modesto: el museo de la tecnología de Cambridge que es en ese aspecto ejemplar: una vez al mes, veteranos voluntarios arrancan todas las máquinas y ponen a funcionar la chimenea de la antigua estación de bombeo haciendo de él, un museo vivo y real.
  6. Sir Giles Gilbert Scott tras realizar el proyecto de la Catedral de Liverpool con su torre (concurso ganado en 1903) o la Central University Library de Cambridge (1934) también con una centrada torre visible en toda la ciudad realiza por motivos funcionales diseña la chimenea de la Bankside Power Station (1947) que ahora es reclamo del Museo Tate Modern, pero la enfatiza con un sentido absolutamente arquitectónico. También suyo es el diseño de la Battersea Power Station y de la cabina roja.
  7. Estos edificios delicados, ya que hablábamos de Hamburgo, me recuerdan a las torres del genial Karlmorgen.
  8. En Mieres, mi revolucionaria y dinamitera Mieres, la chimenea del Pozo Barredo es el final perspectivo del Decumano local y siempre está presente su perfil. Presidiendo el pozo, presidiendo la Universidad, el Instituto, presidiendo el pueblo… Presidiendo también al ministro franquista Girón cuando, puro gesto, vino a dar un mitin en los primeros cuarenta y supo cual era el lugar más apropiado para mostrar quien mandaba. Para los rojos mineros ver al emisario del dictador bajo la chimenea símbolo industrial debía de ser como para los cristianos florentinos que vieron salir la daga contra los Medici bajo la cúpula de Brunelleschi…
  9. “En 1972 em vaig lliurar completament, o gairebe completament, a l´escultura. Vaig fer una mena de xemeneia-volca en que vaig emprar un material resistent a el calor, arena, i, en línterior un petit mecanisme termoresistent per a cremar encens i produir fum en la galería mateixa o s´exposava. En 1973-74 vaig fer la meua primera ciutat” Miquel Navarro.

BIBLIOGRAFÍA:

  • AALTO, ALVAR, Das Gesamtwerk Ed Birkhäuser-Verlag, Basel 1963- 1999
  • ADAMS, CARMEN “El patrimonio de la industria conservera en Asturias una historia de desapariciones y derribos” colección los ojos de la memoria 9 Ed Incuna, Gijón 2009
  • ALBA DORADO, MªISABEL, “Nuevas miradas sobre nuevos paisajes. Un acercamiento al paisaje industrial en su consideración como paisaje cultural” Laboratorio del Paisaje Andaluz.
  • BANHAM REYNER, “Housing and Dwelling; perspectives on Modern Domestic Architecture” Ed Barbara Miller Lane, Ed Routledge New York 2007 (pg60)
  • BENITO DEL POZO /CALDERON/ PASCUAL R-VALDEPEÑAS, “Recuperar y rehabilitar el Patrimonio industrial urbano entre el desamparo institucional y la voracidad urbanística” Ciudades, Revista del Instituto Universitario de Urbanística de la Universidad de Valladolid nª 12, 2009 pp 197-219
  • BECHER, BERN & HILLA, Typologien industrieller Bauten. Munchen 2003 Tipologias Ed Fundacion Telefónica Madrid 2005
  • BONET LLORENç , “GUIA DE ARQUITECTURA DE BARCELONA”, FOTOS ROGER CASAS, ED H KLICZKOWSKI Madrid 2003
  • CAMPANO AZORIN, LUIS FERNANDO, “Ciudad, Territorio y Arquitectura de la Industria del Calzado en Elda, 1895-1980” Tesis doctoral, inédita ETSA Alacant.
  • DOMINGO SANTOS, JUAN “ La tradición innovada, Escritos sobre regresión y modernidad” Ed Fundacion Caja de Arquitectos Barcelona 2013.
  • FDEZ PIÑAR/HIDALGO GIRALT/PALACIOS Gª, “La fotografía industrial de los años 20. La creación de una estética industrial. El ideal del progreso apoyado en la técnica” Colección los ojos de la memoria 11, Ed INCUNA Gijón 2011.
  • GARATE NAVARRETE, VERONICA “Las chimeneas industriales como elementos de arte público” Universidad de Barcelona Enero de 2011.
  • HERNANDEZ LARA, Mª CECILIA / LOPEZ JIMENEZ, “Chimeneas: testigos de nuestro patrimonio industrial “ Verdolay:Revista del Museo Arqueologico de Murcia Bº 9 Pag 376-392. Murcia 2005 http:// dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=1427826
  • LOPEZ PATIÑO, GRACIA “Arte industrial valenciano, chimeneas industriales de ladrillo en la comarca de L´Horta Sud” . ETSA Valencia.
  • www.racv.es/files/Chimeneas-industriales-ladrillo-en-Horta-Sud.pdf
  • LOPEZ PATIÑO, GRACIA “Chimeneas industriales de fábrica de ladrillo en el Levante y Sureste español. Influencia sobre otros territorios. Estudio y análisis de las tipológicas constructivas.” Tesis Doctoral PublicaciónETSA Valencia 2013.
  • LOPEZ PATIÑO, GRACIA “Un elemento con valor arquitectónico: Chimeneas de ladrillo.” 27 Marzo, dentro del ciclo VEGAS, FERNANDO/ MILETO, CAMILLA: “Ciclo Conferencias Arquitecturas de tierra,culturas constructivas y desarrollo sostenible” Catedra Unesco, Valencia Marzo 2015.
  • MICHELIS, MARCO DE, “Venecia La Nueva Arquitectura” Ed Skira Milán 2000
  • MOLINS, PATRICIA, “ Mansilla+Tuñón Arquitectos dal 1992” Ed Mondadori-Electa Milano 2007
  • NAVARRO, MIQUEL. “Les Ciutats /Minerva Paranoica”. Ed Ministerio de Cultura. Madrid 1990
  • PEÑALVER TORRES, Mª TERESA, “La arquitectura industrial: Patrimonio Histórico y utilización como recurso turístico” Cuadernos de Turismo, nº 10 Murcia 2002.
  • PEVSNER, NIKOLAUS “Historia de la Tipologías Arquitectónicas” Princeton 1976, Gustavo Gili Barcelona 1979.
  • RUIZ ALLEN, I/RUIZ ESQUIROZ JA, “Estrategias de re-activación paisajística” Colección los ojos de la memoria 11. Ed INCUNA Gijón 2011.
  • RUIZ FERNÁNDEZ, ROGELIO, “El diseño arquitectónico como “cualificador” de la industria” Colección los ojos de la memoria 11. Ed INCUNA Gijón 2011.
  • URIARTE, IÑAKI, “Euskal Herria, la industria fábrica del paisaje” ed en I e Z Ingurugiroa eta zuzenbidea Derecho y Ambiente (3) 2005 págs. 51 a 61 ED págs. 51-61.

Artículo «CHIM, CHIMENEA» sobre chimeneas en arquitectura y arte publicado originalmente en conarquitectura 55.

Consigue este número de la revista en papel o en PDF aquí.

mándanos tu obra

Si tienes una obra terminada con materiales cerámicos y quieres publicarla en conarquitectura, completa los datos del formulario y mándanos un archivo PDF (menos de 3 Mb) con tres fotografías, una planta y una sección para valorar su publicación.

recibe nuestro boletín

Realiza este registro y recibe nuestro boletín informativo.

Recibirás un email para confirmar este registro.

Al autorizar el envío te incluiremos en nuestra base de datos, para el envío del boletín quincenal, donde informamos de novedades editoriales, normativa, productos y materiales de construcción. No cedemos los datos a terceros. 

Si quieres más información accede a nuestra página de política de protección de datos

Esta web utiliza cookies propias para analizar tu navegación y ofrecer un servicio acorde a tus intereses. Acepta nuestra política de cookies.    Más información
Privacidad