URSA incorpora las barreras de fuego de SIDERISE a su catálogo de fachada ventilada

Aunque la propagación del fuego por la fachada del edificio solo afecta al 3% de los incendios, las pérdidas materiales ocasionadas por este tipo de siniestros son cuantiosas e incalculables cuando hablamos de vidas humanas. Los incendios de la Torre Grenfell de Londres o del edificio Ámbar en Madrid son algunos ejemplos de la rápida propagación de las llamas a través de la cámara de una fachada ventilada con desastrosas consecuencias.

El Código Técnico de la Edificación en su Documento Básico de Seguridad ante Incendios establece que “debe limitarse el desarrollo vertical de las cámaras ventiladas de fachada en continuidad con los forjados resistentes al fuego que separan sectores de incendio. La inclusión de barreras E30 se puede considerar un procedimiento válido para limitar dicho desarrollo vertical.”

URSA quiere ir más allá de lo exigido por la normativa para la construcción de edificios seguros y ha incorporado a su gama de productos para Fachada Ventilada las barreras de fuego de Siderise de elevadas prestaciones.

Las barreras, altamente apreciadas por proyectistas y promotores, instaladas en horizontal y vertical, se utilizan para sellar por completo el hueco existente entre el muro portante y la cara interior del revestimiento externo, en caso de incendio. Con una garantía de 60 años y un precio asequible, cuentan con todo tipo de ensayos reales a gran escala que avalan su resistencia al fuego y el comportamiento ignífugo del producto y el sistema.

Compuestas de un núcleo de láminas de lana mineral no combustible, forrado con papel de aluminio reforzado. Las barreras Siderise de sectorización horizontal (RH) incorporan una tira intumescente (clase E) continua de alto rendimiento que se adhiere al borde frontal. En caso de exposición al fuego, el material intumescente se expande rápidamente y sella por completo la cámara ventilada localizada entre la barrera y la parte posterior del revestimiento.

En el caso de las barreras verticales se utilizan para llenar por completo el hueco entre el revestimiento externo y el muro portante. Esta solución ofrece una gran resistencia al paso del humo y el fuego. Además, al sellar completamente el hueco, mejora el funcionamiento de las fachadas ventiladas al reforzar la sectorización vertical y por tanto la presurización de aire.

Además, a diferencia de otras barreras del mercado, cuentan con una patente que permite que las láminas de lana mineral estén precompactadas y sujetas por el recubrimiento de aluminio, de tal forma que, al desaparecer este con el fuego, la lana alcanza una mayor expansión todavía, dificultando aún más la propagación del incendio. Gracias a este exclusivo método de fabricación, las barreras de sectorización vertical de Siderise se adaptan a las dilataciones y movimientos funcionales de las fachadas ventiladas.

Además de las barreras de fuego, URSA también ha querido completar su catálogo de productos de fachada ventilada con la comercialización de las fijaciones necesarias para la instalación del aislamiento. El nuevo catálogo y tarifa

mándanos tu obra

Si tienes una obra terminada con materiales cerámicos y quieres publicarla en conarquitectura, completa los datos del formulario y mándanos un archivo PDF (menos de 3 Mb) con tres fotografías, una planta y una sección para valorar su publicación.

recibe nuestro boletín

Realiza este registro y recibe nuestro boletín informativo.

Recibirás un email para confirmar este registro.

Al autorizar el envío te incluiremos en nuestra base de datos, para el envío del boletín quincenal, donde informamos de novedades editoriales, normativa, productos y materiales de construcción. No cedemos los datos a terceros. 

Si quieres más información accede a nuestra página de política de protección de datos

Esta web utiliza cookies propias para analizar tu navegación y ofrecer un servicio acorde a tus intereses. Acepta nuestra política de cookies.    Más información
Privacidad